Cómo hacer aceite esencial de naranja

¿Alguna vez te has preguntado si es fácil o no hacer aceite esencial de naranja? Pues a lo largo de este artículo te vamos a mostrar que es más fácil de lo que parece. No solo es fácil, sino que además es económico y puedes aprovechar al máximo la pieza de fruta.  

Cada vez son más las personas que demandan el aceite esencial de naranja porque se presenta muy útil en muchos aspectos. No solo es una buena opción a la hora de mejorar el bienestar, también ayuda a mejorar la salud. Si quieres saber cómo prepararlo, solo debes seguir un rato más con nosotros. 

¿Cuál es el mejor proveedor de aceite esencial de naranja? 

Si no quieres complicarte la vida haciendo tu propio aceite esencial de naranja, debes saber que existe la opción de poder comprarlo directamente. Actualmente Zuvamesa se presenta como el mayor proveedor de aceite esencial de naranja de nuestro país. El mismo saca el máximo provecho a cada una de las piezas de fruta, de aquí que no solo sea líder en la fabricación de zumo NFC, también en aceite esencial de naranja. 

El aceite esencial de naranja prensado en frío es un tipo de aceite de naranja puro que se obtiene al prensar la cáscara de las naranjas españolas. Este proceso se realiza exclusivamente mediante métodos físicos, sin la utilización de productos químicos. Una vez extraído, el aceite se somete a un proceso de winterización, donde se lo expone a bajas temperaturas durante varias semanas. Este proceso ayuda a purificar y estabilizar el aceite, asegurando su calidad y conservación óptimas. 

A través de Zuvamesa podrás tener la seguridad de adquirir el aceite esencial que realmente estás buscando. No solo es de máxima calidad, también ofrece todos los beneficios que el casero, de aquí que la demanda cada vez sea más alta. 

Pasos para elaborar aceite esencial de naranja 

Si no quieres comprarlo, sino que quieres hacerlo tú mismo, también tienes la opción de seguir una serie de pasos y elaborarlo tú mismo. Si quieres optar por esta opción solo deberás seguir los siguientes pasos.  

Ingredientes:  

  • Naranjas frescas 
  • Alcohol etílico o vodka 

Para elaborar el aceite también es importante que cuentes con un pelador, papel de cocina, colador, tarro de cristal con tapa, gasa y goma. 

Proceso de elaboración  

Lo primero que tenemos que hacer es pelar bien las naranjas. Es muy importante separar la cáscara de la parte blanca para poder obtener correctamente el aceite esencial. Dependiendo de la cantidad de aceite que quieras tendrás que obtener más o menos piel. Lo normal suele ser aprovechar la piel que sobra del zumo de naranja para sacar la máxima rentabilidad a cada una de las piezas. Eso sí, solo deberás usar la parte exterior, nunca la parte interna blanca de la piel. 

Normalmente suele ser más fácil usar un pelador ya que así es más sencillo obtener la parte que realmente nos interesa de la piel de la naranja. Con el cuchillo es más fácil llevarnos parte de la parte blanca, algo que no nos interesa para esta elaboración. 

Tras realizar el corte será el momento de ponerlo sobre papel de cocina para secarlas. En ese lugar tendrán que reposar un par de días. Eso sí, apuesta por un lugar cálido y no húmedo para que el secado de la piel resulte más fácil. Es importante que el secado sea poco a poco, por lo que no te recomiendo ponerlas en una zona de emisión de calor como un radiador u horno. Sabrás que las cáscaras ya están listas porque se habrán endurecido.  

En el momento en el cual las cáscaras de naranja estén secas será el momento de introducirlas en el bote. En ese momento tendrás que cubrirlas con alcohol etílico. Y en caso de que no tengas el mismo puedes poner vodka o incluso aguardiente. Aunque personalmente pienso que es mucho mejor usar el alcohol etílico para conseguir un mejor resultado. Además, si está a temperatura ambiente, mejor. 

Cuando tengas todo en el interior tendrás que cerrar el tarro y moverlo todo bien. El objetivo es que todo quede bien mezclado para conseguir lo que estamos buscando. Posteriormente solo te quedará guardarlo en un lugar oscuro y fresco. Es importante ponerlo lejos del horno para evitar que pueda lanzar una emisión de calor. 

Durante unos 10 días tendrás que dejarlo en reposo, aunque sí que es verdad que al menos una vez al día tendrás que moverlo para asegurarte que la mezcla está siendo la adecuada. Una vez realizada la mezcla solo tendrás que guardarla de nuevo hasta el día siguiente. 

Pasados los diez días tendrás que poner la mezcla en un plato hondo y cubrirlo con una gasa. Si ves que la gasa se mueve puedes ayudarte de una goma para conseguir la estabilidad que buscas. Ahora solo tienes que dejarlo reposar para que a través del efecto de la evaporación el alcohol se vaya. Siempre lo deberás dejarlo en un sitio donde la luz directa no influya. 

Tras el proceso de evaporación obtenemos lo que se conoce como el aceite esencial de naranja. Es importante que con unas gotas será más que suficiente, es decir, no te recomendamos hacer grandes cantidades porque podría sobrar mucho. 

¿Cómo puedo conservar el aceite esencial de naranja? 

Como hemos comentado, unas gotas suelen ser suficientes para conseguir los objetivos buscados. Eso quiere decir que el resto lo tendremos que dejar para cuando realmente nos interese. 

El aceite esencial de naranja es fotosensible, lo que significa que no puede recibir la luz directa del sol. Si recibe el sol directo perderá sus propiedades y eso no nos interesa. Por ese motivo, los expertos suelen recomendar guardarlo en un frasco de cristal oscuro. Y por supuesto, poner el frasco en un armario donde la luz del sol no llegue.  

En ocasiones puede ser una buena opción usar un cuentagotas. Gracias a ese frasco siempre podrás conseguir usar las gotas que realmente te interesan y reservar el resto para futuras ocasiones.  

Relacionados